Volar en el Norte Argentino "Ruta del Vuelo"

Nota de la Revista DHV - Info N° 178 
Texto y Fotos: Josef Ernst. 
Traducción: Pablo Hirschvogel.

Argentina - se asocia con lindas señoritas, fuertes gauchos, la interminable Pampa, el Tango, y la deslumbrante ciudad Capital Buenos Aires- para el Parapente- y Ala delta ofrece ese País mucho más aún.
En un lejano lugar - en otro mundo. Con un "Hola cómo andás" (Hallo, wie gehts?) me saluda Ramiro con un vaso de "Cerveza fresca" para empezar, mientras yo con mi parapente completamente extendido en el polvoriento suelo a la sombra de un fuerte Algarrobo. Luego de tres horas de vuelo tengo bien ganada la "Cerveza". Pues yo el primer día de los tres que llevo aquí me olvidé del tiempo, y espacio. El estrés y frenetismo de mi casa ya lo perdí.
Otros pilotos se van sentando ahora respectivamente a la sombra. Nosotros disfrutamos juntos del viento caluroso, el cual siempre nos conduce al punto de aterrizaje y juntos con el canto ensordecedor de las Cigarras. En seguida descubro un comentario sobre una "parrillada con Fernet con Coca y hielo", una invitación para la noche. Pero cuidado a los Pilotos ambiciosos: los festejos terminan temprano a la mañana siguiente.

Como Comenzó todo
Mi deseo, de explorar aeronáuticamente Argentina, surgió curiosamente luego de un vuelo en Iquique en Chile al otro lado de los Andes.
Habiendo despertado mi deseo, éste País, su gente, su cultura, no olvidé nunca de explorar las posibilidades de vuelo. Mientras tanto seis años más tarde y con algunos meses de distancia en seis lugares diferentes de vuelo en Argentina, puedo recordar muchas aventuras emocionantes. El primer viaje sobre Chile y de allí en Micro sobre los Andes a lugares de vuelo en Mendoza, Córdoba y La Rioja me despertó aún mayor interés. Así yo ya sabía en mi viaje de regreso: Aquí volveré otra vez!





Como Continuó
Tampoco el segundo viaje había un plan muy marcado. Sobre las experiencias obtenidas con un horizonte de tiempo de seis semanas, quise ir al sitio de vuelo de Mendoza y subir hacia el Norte hasta Tucumán, "como diferentes perlas de un collar". Para la vuelta a Buenos Aires debería contar una ventaja de tiempo.

Mendoza / Cerro Arco 
Pero como frecuentemente en Latinoamérica: "Todo es cambio". Por lo tanto con solo dos años de distancia desde el viaje anterior, había muchos cambios. Nuestro fantástico lugar en Mendoza ya no estaba más, por ello teníamos que tomar una ruta alternativa más alta. Como si no fuera suficiente, resuelto lo del camino, pesados camiones regularmente cada mañana hacían sonar las alarmas de los autos estacionados, que fuera de lo que era a nosotros, al resto de los argentinos no les molestaba. También muy simpáticos los conductores todoterreno, que nos llevaban desde tierra hacia la zona de despegue. Y por último: Donde estaban las fantásticas térmicas matinales, que a nosotros nos mantuvo durante dos horas en vuelo. Allí había también frenéticos Pilotos tándem, y buenas condiciones térmicas.




Carpinteria - Merlo / Mirador de los Cóndores
Luego fuimos con el autobús nocturno camino hacia San Luis a Carpintería/ Merlo, que da a pies de las Sierras de Córdoba.
El pico Norte-Sur lo subimos con interrupciones de poco más de 100 metros, parcialmente con una diferencia de altura de más de 1.200 m. El Corazón del vuelo, que más querés? Como siempre resultó al principio algo difícil, hasta que nos encontramos con Gabi y Luis, dos simpáticos argentinos Amigos de vuelo. Con ellos encontramos un hermoso lugar, donde cocinaban fantástico, Luis nos llevó hacia el punto de partida y nos guió en el vuelo. Las semanas siguientes tuvimos vuelos fantásticos, despegando desde una cadena de más de 1.500 metros, y volábamos hasta el punto de aterrizaje, entonces pudimos aprovechar corporal y mentalmente las excelentes térmicas. Hicimos distancias de hasta 218 km.

La Cumbre / Cuchi Corral
En Córdoba seguimos nuestro camino hacia La Cumbre, a la zona de vuelo en Cuchi Corral, uno de los más antiguos lugares de vuelo conocidos en Argentina, buena orientación también para campeonatos internacionales. El lugar de despegue es bueno, con un taxi desde La Cumbre se llega, ofrece vuelos relajados normalmente. Con aterrizaje directo en cercanías de Río Pinto que brinda diferentes opciones: primero una cerveza bien fría directo en un Pub, a orillas del río, o tomarse primero un baño en el agua fría. La Cumbre y los alrededores ofrecen también ciclismo de montaña hasta andar a caballo.

La Rioja / El Morro
En otro recorrido con el autobús se llega al punto principal del Noroeste, La Rioja. Ya río arriba se pueden ver las dimensiones de Sierra Velasco y Sierra Mazán. "El Morro", y el punto de despegue "Pampa de la Viuda", "Villa Mazán", y "Famatina" corresponden a los lugares más secos y cálidos lugares de vuelo al Noroeste de Argentina. Ellos ofrecen durante todo el año buenas condiciones de vuelo, especialmente de Octubre a Febrero. De todos mis viajes La Rioja es visita obligada. En días buenos, despejados y con más de 1.500 m. de despegue, se pueden ver las cumbres nevadas de Sierra de Famatina al Oeste. Con esas zonas son para mí las zonas de vuelo más lindas y de aventura que llevo en mis recuerdos. Mientras escribo éstas líneas, pasan las imágenes de los últimos vuelos como una película en mi cabeza: Por problemas con el auto, llegamos a la zona de despegue más tarde. Hay relámpagos y con esas nubes negras quizás podamos realizar un vuelo más, aunque sea cuestionable la situación. Pero para un par de buenas fotos con esa luminosidad debería funcionar. El tiempo corre, y la amenaza de tormenta deriva hacia el norte. Con la insinuación de viento de frente despego. Paz absoluta. Con bastante dificultad puedo con algo de viento de cara meterme completamente dentro del arnés- repentinamente un fuerte silbido. Están Christian o Alejandro ya volando? Observo y lo veo: solo 5 metros a la derecha debajo mío, con una gran mancha blanca en su espalda, y observando hacia la izquierda arriba, girando con una envergadura de 2,5 a 3 m. Un cóndor, el viejo pájaro. Miro nuevamente adelante un de repente a la izquierda sobre mi casi equidistante un pájaro joven. Completamente marrón con sombras negras, cuello amorronado y algo más pequeño que el pájaro más viejo. En la pendiente que se ve sobre la meseta mejoran las térmicas, giramos todos en círculos. Paz total, pero muy cerca del suelo. Entonces debemos, mi nueva cumbre y yo, azotarnos. Si Los absolutamente profesionales no se perfeccionan en la computadora, sino simplemente vuelan todos los días.




Famatina - La Rioja / Cuesta Vieja
Como viaje corto a La Rioja y accesible, es ésta zona de vuelo para los aladeltistas argentinos muy valorada. Es para mí el lugar más escénico e impresionante de vuelo en Argentina. La excursión a Famatina es excelente con algunos atractivos turísticos que posee la región. Así se pueden visitar las Ruinas de Hualco, o la Bodega en Chañarmuyo y algo al norte de Famatina las Minas de Oro. En el camino de regreso eran como metas, si se plantea como un Tour de ida y vuelta, "La Cuesta de Miranda", El Parque Nacional Talampaya, El Parque Ischigualasto", el Valle de la Luna, o el Parque El Chiflón, antes de la Fiesta de la Tradición, Doma y Folclore, volviendo hacia La Rioja.

Catamarca / El Portezuelo
Otro lugar, si también muy frecuentado por aladeltistas, sería al noroeste de La Rioja cercano a Catamarca. La situación de la zona de despegue "El Portezuelo" (La Puerta del Cielo) es único. En la saliente una meseta cubierta con césped pampeano, rompe de repente en una pendiente. La meseta es única, aparte con la construcción de un Hotel que va directo a la zona de despegue.

Tucumán / Loma Bola
230 km Al norte de Catamarca nos espera el próximo lugar de vuelo muy frecuentado: "Loma Bola". En Yerba Buena, relativo a Tucumán, un hermoso lugar de vuelo por Martina y Fernando en el Hostal Casa Calchaquí. La vegetación es exuberante, con verdes paisajes. Llegados a la zona de despegue, impresionado por la relativa larga distancia hacia la zona de aterrizaje.
Con parapentes modernos o Alas no es complicado llegar a la zona de aterrizaje. Con una buena térmica es también posible aterrizar en el mismo despegue.

Acerca del Autor:
Al parapentista Josef Ernst lo consideramos un gran amigo de Alemania. Siempre bien predispuesto para la ayuda y de buen humor, ya sea cuando nos ha visitado....


               
...o cuando ha sido nuestro anfitrión en Alemania.



FUENTE: www.pilotoaladelta.com.ar

LO MÁS VISTO DEL SITIO

CURSOS DE ALADELTA

CURSOS DE ALADELTA Y PARAPENTE

RUTA DEL VUELO SEMANA SANTA en FAMATINA 2019